intercambiadores de calor

Los estándares y los procesos están en el núcleo de cada negocio. Desde procedimientos operativos internos hasta regulaciones federales, hay muchos tipos diferentes de estándares que una empresa debe seguir para tener éxito. Por lo tanto, es importante saber cómo identificar qué estándares impactan en su negocio y cómo adoptarlos.

Estándares comunes de la industria

Si bien cada industria tiene su propio conjunto de estándares, el propósito general es garantizar la calidad, la fidelidad y la seguridad pública. Cuando se trata de diseño, fabricación o mantenimiento de un recipiente de transferencia térmica, existen varios tipos diferentes de estándares que se aplican a cada fase de producción. Si bien no todos los estándares son obligatorios por ley, muchos fabricantes los adoptan para mantenerse actualizados sobre las tendencias de la industria y mantener una ventaja competitiva en el mercado. Esto se ha vuelto más común en los últimos años, ya que la mayoría de los usuarios finales exigen el cumplimiento de códigos para certificar que sus procesos son seguros y confiables.

Algunos de los estándares industriales más comunes para recipientes de transferencia térmica son ASME, TEMA y API. Cada una de estas organizaciones mantiene su propio conjunto de pautas estrictas y es reconocida internacionalmente como experta en conocimiento en muchas industrias. Por lo tanto, es importante comprender qué son estas organizaciones, los tipos de estándares que establecen y qué función pueden desempeñar en su organización.

Industry Standards

ASME

La Sociedad Americana de Ingenieros Mecánicos (ASME, por sus siglas en inglés) es una organización de ingeniería profesional con la misión de promover la ingeniería y la tecnología para el interés público. La ASME, fundada en 1880, estableció el estándar para los códigos de calderas y recipientes a presión, muchos de los cuales se han adoptado desde entonces como leyes en los Estados Unidos y Canadá.

Hoy, los estándares ASME cubren el diseño, la fabricación y la construcción de nuevos recipientes a presión, más comúnmente calderas. Estas pautas son necesarias en la construcción de recipientes nuevos para que tengan el sello de código que cumple con la ASME.

Ejemplos de los códigos ASME en aplicaciones de herramientas para tubos son las proyecciones de tubos de calderas, la perforación de orificios en placas de tubos y los procedimientos de soldadura por resistencia. Los estándares ASME también proporcionan las mejores prácticas para la instalación de tubos de calderas y el proceso de expansión.

TEMA

La Asociación de Fabricantes de Intercambiadores Tubulares (TEMA, por sus siglas en inglés) es una asociación comercial formada por fabricantes de intercambiadores de calor de carcasa y tubos. Los fabricantes de la TEMA, fundada en 1939, colaboran para identificar, investigar y desarrollar enfoques innovadores para las aplicaciones de intercambiadores de calor.

Los fabricantes suelen utilizar los estándares TEMA en la construcción de nuevos intercambiadores de calor de carcasa y tubos. Para convertirse en miembro de la TEMA, una empresa debe tener al menos cinco años de experiencia en fabricación y diseño, además de cumplir con otros altos estándares. Estos estándares aseguran que la calidad y la fidelidad se mantengan entre los fabricantes y solo una vez aprobado, un fabricante puede marcar un recipiente como compatible con los estándares TEMA.

Una aplicación en la que se aplicaría los estándares TEMA son los porcentajes de reducción de pared o los objetivos de expansión para varios materiales de tubos.

API

El Instituto Americano del Petróleo (API, por sus siglas en inglés) representa a la mayor parte de la industria del petróleo y el gas natural de Estados Unidos. Desde 1919, el API ha desarrollado cientos de estándares reconocidos por reguladores estatales, federales e internacionales para mejorar la seguridad.

El API establece requisitos y proporciona recomendaciones para el diseño, la fabricación y el manejo de intercambiadores de calor de carcasa y tubos, utilizados en la industria del petróleo y el gas. Estos estándares son una combinación de pautas API únicas, así como una referencia a las especificaciones de la ASME y la TEMA existentes.

Qué estándares seguir

En última instancia, su organización establecerá los estándares de diseño y los requisitos del cliente final los impulsará. En general, se siguen los estándares ASME para el cumplimiento legal y el estampado de códigos, en lo que respecta a los recipientes a presión en general. Es el conjunto de pautas más amplio, ya que se puede aplicar a muchas aplicaciones diferentes, como calderas, enfriadores, intercambiadores de calor, etc.

Los estándares TEMA, por otro lado, son una guía de fabricación más práctica para el diseño y la fabricación de intercambiadores de carcasa y tubos. Abordan aspectos como la nomenclatura, las tolerancias y el diseño de la placa tubular. Si bien existe una superposición con el código ASME, los estándares TEMA tienen una aplicación más especializada y son seguidos tanto por los fabricantes como por los usuarios finales.

Por último, las pautas API hacen referencia a los dos estándares anteriores, al tiempo que brindan orientación adicional para los usuarios finales en la industria del petróleo y el gas.

En general, existen estándares de la industria para garantizar la calidad, la fidelidad y la seguridad pública. Aunque muchas de estas pautas no son un requisito legal, los fabricantes las están adoptando para seguir siendo competitivos en un mercado en crecimiento. Comprender qué son estas organizaciones y los estándares que establecen también puede ayudar a beneficiar a su organización.

Recursos

ASME
TEMA
API